LA AZUCENA DE ORIENTE

En cada flor habita un anhelo…

bridge-230768_960_720.jpg

De camino al mundo
la franja moldea sus incógnitas
tallando el núcleo de la duda
en el engranaje de la vida.
Veloces misterios
destapan al puente del sin rumbo
y descalzos de pronósticos,
comenzamos a vestirnos de experiencias
comprobando en la sorpresa
las infinitas ecuaciones sin despejar
que hemos mecido en la cuna vacía
¿Sirve de algo?
La espigada azucena que antaño
era la semilla de un sueño,
se ha desnudado en el sudario de la madrugada
dejando pétalos agónicos
sobre el crujido de mi almohada.
Heladas sensaciones están adheridas a mis huesos
añorando al calor que sin permiso
abandonó mi morada
y el tono va difuminándose
insertando en mis huecos 
filosas dagas asesinas,
fronteras delimitando el razonamiento de enfrentados pensamientos
<guerra civil azotando mi tierra de nadie>

Aquella flor en cuyos pistilos escribí alguna vez,
resuena quemándose entre granadas y gritos,
perfil de extraños rostros
tras el recuerdos de los sin nombre
y la azucena de oriente
se postra desvalida en el campo de batalla,
suplicando tal bandera blanca
un alto al fuego 
que revele
su lejana fragancia.

Scarlet C

flower-3401839_960_720

Imágenes: Pixabay

Anuncios

MASTICADORES DE LETRAS

He comenzado a participar y colaborar en “MASTICADORES DE LETRAS”
Cada quince días, los viernes, enviaré un post en cual será publicado en la página Web, Sitio Oficial del Taller de Escritura FlemingLAB & Fleming Editorial. Editores: Mel Gómez & Gocho Versolari & j re crivello

Quiero agradecer, además,  al escritor y profesor Juan Re Crivello por la invitación y la beca que me ha ofrecido, la cual he aceptado para el Taller de escritura que dirige junto a otros profesionales ¡Ya comenzó! se vislumbra muy interesante desde la primera actividad…

Dejo el link… si ya lo conocen, bueno, todo está dicho.

https://masticadoresamerica.wordpress.com/

… y el enlace directo a mi publicación

https://masticadoresamerica.wordpress.com/2019/01/11/humor-vitreo-by-scarlet-c/

imagen primer post de los viernes 1

HUMOR VÍTREO

Comenzaba aquel verano del 1900…

El inerte pueblo harto de invernar salía despavorido a las calles. El Sol bañaba las plazas con fervor implacable, los niños corrían lanzándose piedras, las chicas desplegaban sus mejores sonrisas anhelando tropezarse con otra en cuyo bumerán, podrían trazar alguna historia. Los ancianos agotados a fuerza de huesos entumecidos producto de las espinosas labores del campo, se postraban con la columna arqueada bajo la sombra de frondosos árboles multicolores mirando al reloj del pasado con ojos de omisión.  Parejas obstinadas por el filo cortante de la rutina deambulaban tomadas de las manos intentando dejar evidencia de que todo marchaba bien, apagando el sabor del cotilleo en las voraces lenguas de cacería ¡El calor aturdía! la población de pañuelos volaba de las manos a los rostros mientras los abanicos danzaban al viento.

La suprema novedad era el circo que había invadido los rincones del aburrimiento desplegando su inmensa carpa en el centro de la aldea. Las entradas comenzaron a venderse a las diez de la mañana ¡Se agotaron en segundos! A las ocho de la tarde, una línea interminable dio inicio a la función. Sudorosos cuerpos se empujaban desesperados por ser los primeros en entrar. La tarde se consumía emitiendo un vapor alucinante, se adhería a la ropa combinando una pestilente mezcla de perfumes baratos y agria hediondez. Ansiosos por extrañezas que divirtieran el repugnante agujero del hastío,  entraron en desbandada buscando sorprenderse.  

El gigante gorila, quien en realidad padecía la catástrofe congénita de Hipertricosis, recibía impasible las grotescas miradas que lo evaluaban sin que ninguno se percatarse de las muecas ocultas bajo la selva de su vello. La mujer más gorda del mundo permanecía horas y horas sentada en un minúsculo taburete en la idea que su grasa colgara como la cera consumida de una vela. Su severo hipotiroidismo la había transmutado en un mutante tan desmedido como desolado, obligada a disfrazarse con velo y ajustado vestido blanco parecía estar aguardando a Quasimodo para casarse.  En una esquina, atrapado entre gruesos barrotes, un hombre secuestrado de los torturados confines de África residía arrodillado oculto tras una colorida máscara de madera, parodia rememorando los rituales de sus ancestros, le acompañaba una anémica y sarnosa hiena a quien el encierro había borrado la ferocidad en su típica sonrisa pero sin duda, la máxima revelación del evento, la constituía el Mago de los cristales…

Una vez dentro, la multitud graznaba atizando en sus pupilas de cuervo la necesidad descarada de dejar constancia de su fúnebre existir.

-¡Ya! Sal de una buena vez, maldito mago ¡No pagamos para esperar! o sales o rompemos todo- bullían los cerdos tirando botellas de licor consumidas. A medida que gritaban, sus bocas disparaban una pegajosa saliva verde y balas de rastros de comida pestilente.

Finalmente, el hechicero hizo su aparición. Su sedosa capa color  púrpura lucía con una fina copa rebosante de vino,  las oscuras botas de charol resplandecían con la flama de mil farolas. En su rostro, una apretada máscara dorada marcaba sus pómulos a la perfección, escarchados guantes recordando la noche estrellada Vincent van Gogh… en su cintura, una enorme hebilla destellaba entre falsas piedras simulando la belleza del zafiro ¡El horno ya estaba encendido!  Afuera, 40 grados derretían al ocaso que se dormía, adentro, la estructura experimental que habían inventado tan escasa de normativas estructurales, latía ardiendo desmesurados grados no aptos para humanos y considerando que el vidrio se obtiene de arena fundida al calor del infierno, el lar de la creación incineraba la esencia vital del ilusionista ¡El show había comenzado!

La imponente presencia del prestidigitador rebumbó en los ojos de la muchedumbre zarandeando sus beodas siluetas iracundas, la repugnante  certidumbre del pueblo encontró un motivo para callarse. El hombre enmascarado abrió las alas de la toga figurando el aleteo de un cisne. Sobre un inmenso mesón de cedro, reposaban los instrumentos que darían vida al sortilegio, agarró una traslúcida vasija y pausadamente, comenzó el acto mezclando polvos muy lentamente ¡El tiempo era suyo! Tomó una larga varilla áurea y agitando los dedos como si fuesen pájaros adolescentes, la introdujo en el fogón a la velocidad de un gusano persiguiendo la memoria de un cadáver. Luego de unos minutos de grueso silencio, extrajo la lava, tornándola como si estuviese helada, de ese candente amasijo, talló la silueta de una fulgurante libélula en cuyo tronco, languidecía una sirena de marfil ¡La audiencia estaba frenética! aunque el retorcido abismo de sus gargantas estaba incapacitado ante el impacto de la exhibición. El encerrado artista persistía indiferente ante la admiración que generaba, había pasado el portal de la creación habitando su absoluto universo solitario ¡Solo seguía! ¡Seguía! Repitió la ceremonia, esta vez, el dragón de mirada vertical invadió de poderosas escamas el cenit de la bóveda estremeciendo las analfabetas miradas fijas que inspeccionaban temerosas. Poco a poco, un ave de paraíso con rasgos de Eva condensó al Edén de la belleza conmoviendo al mismo éter de la perfección. Ramos de girasoles, manadas de elefantes, estrellas fugaces, lunas llenas con hoyuelos saturados de veleros y hasta el indescifrable color de la brisa, rotaban sin cesar en la elíptica de aquellas musicales manos de acordeón.

¡La multitud enloquecía! el artista continuaba ensimismado manipulando entre sus magistrales dedos la esencia de la eternidad. Tomó más mezcla, quizás demasiada, deseaba esculpir al Génesis sin que saliera de la nada, otra humanidad de hombres no inventados por Dioses ni mujeres extraídas de sus troncos de barro pero al introducir tanta composición, el horno explotó, incinerando la ilusión del ilusionista. Ahora yacía completamente calcinado, descubierto al filo del apocalipsis. El público enardecido comenzó a aplaudir con exaltada contemplación, rumiando el salvajismo atorado en la caverna de sus membranas de hiel.

-¡Que grande!-bramaban-¡nada como esto! ¡Qué maravilla! ¡sigue Mago! ¡Levántate! Eres el mejor del mundo- Muchos vomitaban, algunos lo hacían sobre otros, inspirando el mecanismo impulsivo de golpes directos a la cara ¡Pateaban tal bestias! otros se sacaron el miembro y comenzaron a orinar intentando alcanzar la cúpula que yacía.

El gentío se fue enfureciendo ausente de fronteras racionales, sin comprender porqué el hechicero de los espejos no se erguía  <tan borrados y primates> tiraban bancos, frascos, trocos, zapatos, pedazos de alfombra, indignados, destruyeron todo el mobiliario. La amalgama inerte reposaba chamuscada con la vara de la genialidad en las manos enguantadas.  Justo en ese momento, un hombre emergió enfrentándose al delirio reinante.

– ¿No ven que está muerto? Era mi padre… ¡Único! ¿qué he hecho? ¿cómo pude encerrarlo en ese infierno? ¡Se estaba asando! y todavía seguía ¡Me desprecio! lo he asesinado… insistí en hacer el espectáculo más impresionante de todos los tiempos para este maldito pueblo lleno de caníbales- sollozaba desconsolado, caminando en círculos agarrándose la cabeza- ¡Soy peor que ustedes! quería retirarse y yo me empeciné obligándolo a pesar de que ya era un anciano. Lo presioné con ese disfraz enmascarado para esconder las arrugas en los colgajos de su piel, la calva, sus patillas llenas de canas…

Un boxeador emergió engrasado en su propia tragedia y ebrio a más no poder, aprovecho la oportunidad de vengarse, rompiendo el botellón recién consumido en la cabeza del infeliz que se había follado a su novia. Su torrente sanguíneo saturado de adrenalina, arrancó la ensangrentada botella del cadáver y con la ira propia de músculos profesionales adictos a la violencia ¡Dio directo en el domo! abriendo un deforme círculo en  la esfera. La intensa presión contenida abrió un agujero originando una estallido cuyas llamaradas alcanzaron al hijo del ilusionista, evaporando sin piedad al engendro del sin principio.

El gentío enardecido y asustado, alcoholizado y perdido, no estaba seguro de si aquello era parte del show o producto de un accidente. Cuando el alfombrado comenzó a arder, el instinto desveló todas las incógnitas, en estampida, comenzaron a huir del averno tal ratas abandonando el barco, pisaban niños, tumbaban ancianos, empujaban a mujeres con sus recién nacidos en brazos… La sangre goteaba por las gradas manchando del sin perdón los desmembrados cuerpos agonizantes. La Directora del único colegio de la región quien había viajado doce horas para disfrutar de ese espectáculo en particular, alzó la voz intentando calmar a la brutalidad. En automático, citó la Biblia.

-¡”No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, sí, te sostendré con la diestra de mi justicia”! – levantaba las manos deseosa de calmar la demencia reinante, intentando organizar un desalojo medianamente civilizado. Sus pupilas zigzagueaban de cuerpo en cuerpo  inocentes aplastados, aquellos bebés volando por los aires… En ese instante, una psicótica la golpeó con un peñasco que se había desprendido del estandarte y con el cráneo fracturado, el único cerebro pensante fue rodando peldaño a peldaño, enmudecido ante el espanto sorpresivo de la muerte. Cayó sobre la erupción del hijo mal nacido, mientras el genial artista de los cristales continuaba extinguiéndose en la caldera.

¡El espectáculo había terminado!

Corría aquel verano de 1900…

Scarlet C

imagen primer post de los viernes 1

Imagen: Pixabay

REVISTA POÉTICA AZAHAR 96

Colaboro con la Revista Poética Azahar,
Cádiz…
por cierto, celebrando sus treinta años.
Comienza el número 96 con estas remembranzas…

“Iniciamos con este número 96 un año importante para la familia Azahar. Porque cumpliremos 30 años del inicio de esta aventura poética, en un pueblo marinero y campesino del sur de España, y además aparecerá nuestro número 100.” 

… ya vendrá un Evento poético y una Edición especial dedicada a su perseverancia en pro de promulgar el arte de las letras.

Creada por el artista José Luis Rubio, escritor, poeta,
Director y guionista del programa
“Vientos Flamencos” 
Radio Juventud de Conil.

Artífice de los programas
“Tiempo de Poesía”
“Tiempo de Azahar”
“El desván de los libros”
…y
mucho más.

orange-blossom-278831__340.jpg

Dejo mi poema…
y el enlace para visiten y disfruten las letras de tantos y excelentes poetas.

RESURRECCIÓN

Si vienes a mi morada
deja al pasado en la entrada
no quiero su celada
enturbiando mis lagos
asustando los pájaros
que posan la vereda
de los tantos senderos
que me vienen caminando
No traigas nada…
Las horas que han esperado
yacen dormidas apretando un velero
momento perdido transmutando al recuerdo
en eco libertario de mi alma renacida.
¡No te asustes si no me reconoces!
Soy péndulo oscilando
entre el hoy y la mañana
distinto cristal reconstruyendo sueños y misterios
¡No te sorprendas!
ya no existen marionetas anhelando aceptación
o humanos maniquíes simulando miradas inmigrantes
¡Entra despacio!
Es que no tengo prisa…
Si vienes de noche
no enciendas la luz
ilumínate con los incandescentes corceles de fuego
flama recién nacida
de mi honesta resurrección.

Scarlet C

 

Enlace a la Revista…

file:///C:/Users/USUARIO/Desktop/REVISTA%20POÉTICA%20AZAHAR/REVISTA%20POÉTICA%20AZAHAR%2096.pdf

orange-blossom-278835_960_720

Imágenes flores: Pixabay.

EL PRIMATE EXPIATORIO

“No hay problema tan malo que un poco de culpa no pueda empeorar.”
Bill Watterson

cloudy-1869753_960_720.jpg

¡Decántate estrella!
la noche tiene miedo y los sonidos se escapan,
el estigma de la bruma viene comiéndose a la luna
tapando la temblorosa redondez en su boca de nieve.
Oxidados semblantes rumian solitarios escudriñando la lejanía
y ¡todo se hace tan espeso!
Un ave quiere cortar los oídos cerrados
le agota verlos languidecer sin escuchar las palabras
pronunciadas al abrigo del corazón.
La indiferencia es un colosal estampido
manada entumecida denominándose “civilización”
-¿Qué define a la sociedad de los primates?-
pregunta un gorila que ha escapado del zoológico
-¿acosar a los erguidos de espaldas encorvadas?-
La alienación ha ordenado que se le asesine
la muchedumbre ha aceptado…
¡es necesario expiar, redimirse!
el asustado animal intuye que algo espantoso está sucediendo,
lo han colocado amarrado en la cima de un estandarte de cedro,
le cortarán el cuello con la daga de la vulgaridad
¡todos desean ser verdugos!
Una dulce doncella ha sido elegida…
su virginal rostro es la epopeya de la belleza.
Dos enmascarados amarran al infeliz sin vendarle los ojos,
<la Diosa ha clavado la daga fulminándolo>
¡los cerdos gritan!
el sangriento espectáculo culmina
con la inocencia chorreando
la pulcra plaza del infortunio.
¡Fíltrate estrella!
es que ninguna farola está iluminando
los apagones suscitados

en la ciudad
de los no bípedos

Scarlet C

La única luz pende
en la peluda mirada que va extinguiéndose…

animal-3407577_960_720.jpg

Imágenes: Pixabay

Gracias…

50124859_2073350602744013_2358262604025036800_n

49769547_791121327898165_2763017663415320576_n.jpg

49815356_2274679072817589_3116787110200213504_n.jpg

 

EL REINO DE HADES

“¡Oh, dios, ya era un prisionero! Un monstruo, que la gente buena y decente encerraba en el sótano a fin de que el mundo no conociera el horrible secreto.”

Richard Matheson

ladder-2202669__340.jpg

Hábiles telarañas manipulan ocultos señuelos en los peldaños,
tentadoras marquesinas resplandecen 
invitando al invidente al fondo del abismo.
-¡Baja!-dice la melodiosa voz entre bellísimos serafines.
El alma incauta se deja seducir
¿Cómo negarse? Ese sonido tan celestial…
La Sombra se ha disfrazado de farola,
una mano caliza viene moldeando la faz de la escalera,
sus esponjas trepan los agujeros de la memoria 
ablandando las catapultadas estatuas que comienzan a danzar
¿será el paraíso?
hermosos cuerpos van tentando a la provocación
-¡los inocentes van cayendo!
El reflejo se desnuda
rompiendo la sangre del recuerdo
¿qué eso que está allí?
el canto de las sirenas hechiza a la voluntad que se niega
creando convincentes efigies cristalinas.
La horma de las pupilas corta en dos
la invisible línea que separa la lucidez

del Reino de Hades
¡Se han desprendido las máscaras!
El vahído reblandece las llagas de la piel
<papeles de cera hacen la parodia del olvidado Diario>
su mímica describe añejas acciones tan detalladamente
que se levantan de la tumba

y cobran vida tras los símbolos del claroscuro.
Espantosas imágenes se despegan del pergamino,
Morgana está revelando antiguas fotografías
¡Cuántos rostros emergen de su pócima!
el brebaje se adhiere a los rincones
iluminando al espectro
que salta del espejo.

Scarlet C

“Lo muerto a veces perdura”.
Oscar Wilde

color-1739605__340

Imágenes: Pixabay.

Gracias…

50124859_2073350602744013_2358262604025036800_n

49674044_787379124939052_56488019762348032_n.jpg

49145160_787379111605720_4720164514228600832_n.jpg

50077697_2272804923005004_9210936169502605312_n

49897932_793726217637676_7961122479030665216_n.jpg

50244565_793726477637650_573795579067367424_n.jpg

ACANTILADO

Las ruinas del tiempo cortaron las piedras.

rocks-1061540_960_720.jpg

Trenzas de agua alucinan…
La incertidumbre despluma las escamas
en el reptil que envuelve a la oscuridad.
Peñascos turbios revuelven la vereda nocturna
encerrándome entre gotas que disfrazan.
… y construyo un mar que jamás he tocado
e invento cielos morados
para mis pájaros ciegos,
poema roto desnudando
la melodía sin voz
del acantilado.

Scarlet C

fantasy-3363980_960_720.jpg

Imágenes: Pixabay

 

INSTANTES DE ARENA

“Preciso tiempo necesito ese tiempo
que otros dejan abandonado
porque les sobra o ya no saben
que hacer con él
tiempo
en blanco
en rojo
en verde
hasta en castaño oscuro
no me importa el color
cándido tiempo
que yo no puedo abrir
y cerrar
como una puerta.”

Mario Benedetti

temporal-distance-1990035_960_720

Otro año viene planeando dentro del agujero de gusano… El tiempo es un gendarme que se vigila a sí mismo ¿Qué más efímero qué el presente? se escapa huyendo tras los instantes cabalgando tal gacela huyendo del depredador. El futuro nos alcanza corriendo entre minutos llevándose al presente escondido en un bolsa y da la impresión que vivimos en el hoy cuando en realidad, el todo desaparece entre sumatorias de chasquidos veloces como la luz.

He comenzado a escribir y ya el principio no me pertenece, es un pergamino anterior que he vestido recientemente y el futuro, será el titiritero que me me borre la sensación de ser este “ahora” cuando termine de escribirlo.

La vida es un momento que se deshace en el revuelo de la brisa.  El espejo muestra la misma imagen sin promulgar cambios perceptibles en el día a día, la faz que retorna siempre es la misma pero aquellas fotografías de antaño demuestran que las  transformaciones se fueron suscitando sutilmente sin que el reflejo diera ninguna evidencia de su transitar en la piel.

 ¿No debería pesar mis logros y destrozos midiendo mi historia con los ciclos de la luna? ¿hacer balances mensuales? ¿Es útil esperar el fin de año para mirar hacia atrás? El saldo es la hipoteca que se paga con la vida, no se puede canjear al desperdicio. El  espejo lo sabe…

¡Quiero a mis segundos gritando su agonía!
verlos morir entre mis dedos mientras otros van naciendo,
que ninguno se dé de baja olvidado en el calendario
restándole importancia a su valor.

¡Todos son guerreros gigantes!
acunan la pequeñez del existir
granos de trigo sacudiendo al acelerado vórtice del fénix.
Las cenizas cubren el abismo del espejo,
los malabaristas lanzan bastones de dos colores
uno es verdadero y el otro falso
¡Qué aprenda a detectar la diferencia!
Mi alma es eso que emite el cristal cuando lo miro
<un cero marcando el punto de inflexión>

incógnita inexpresiva del negativo al positivo.
Una fábula viene precipitándose…
su moraleja desordena a mis razonamientos
y esos segundos apresurados,
continúan tallando mi fragilidad

sobre la arena.

Scarlet C

 

“El amor es el espacio y el tiempo medido por el corazón”
Marcel Proust

chronos-3554407__340

Imágenes: Pixabay 

Gracias…

48215785_771904039819894_5881361278353539072_n

49202869_788191931530999_7421970222136950784_n

49728383_2067354270010313_8285387411752484864_n.jpg

49205101_2067443076668099_5939423042852618240_n.jpg

49116949_1462418457222922_190626552860377088_n.jpg

49252322_530658604112260_2936224821060567040_n.jpg

 

49513297_654888318262755_172704006521487360_n.jpg

49705965_789159561427675_5022209712817438720_n.jpg

49539508_789160001427631_5182032206180122624_n.jpg