Soy mujer que quiere volver a amar

Agradecida a “Escribiré Poesía Para Ti”
por haberme invitado al 
Cuadragésimo Segundo Evento

 “Soy mujer, que quiere volver a amar”

¿No es una bella denominación?

¡Grande!
55633887_703131113438475_7259508149248327680_n.jpg

AMARÉ 

Amaré en silencio cargada y vehemente
envolveré mis ojos en el cabello del viento
y araré con las uñas ensangrentadas
esas pupilas heladas que observan
tan negadas a creer.
Me perderé hasta encontrar la senda de mí misma
sin descansar en la premura del tiempo oscurecido,
despojaré al frío que cubre a los pastos
en los eternos abismos de la soledad.
¡Habrá entonces nuevos soles!
Vestigios de belleza que no fenecerán,
seré la mujer que persigue al destello
engendrado en el útero de la equidad.
¡No habrá tranquilidad!
<rechazo una paz envenenada>

Infatigable insistiré hasta traspasar el umbral
donde reside la injusticia,
tocaré su esquelética faz sedienta de luces
y con los pies ampollados de tanto andar
desnudaré su poder sin jamás arrodillarme.
¡Amaré por siempre!
No quiero al mundo que destroza a la pureza
ni al neón que encandila a la verdad.
¡Quiero amar sin el alma hipotecada!
Permitirme soñar con la piel descubierta
sin la penumbra alienada de la sociedad.
En el perfil de la bruma ha nacido un resplandor
tiene como fondo al yo del destino,
desconoce al mundo de los desvelos
rechazando al improperio de la desigualdad.
¡Qué hermoso!
Es ciego ante la perversidad del afuera
y solo es capaz de ver lo profundo del adentro.
Sus dedos describen y son sabios.
El poro abierto de su boca anhela al mundo inédito
renovando la historia de otro firmamento
y es en la originalidad de su sonrisa
donde quiero entregarme completa,
aprender a dormir sin temor
en el remanso de su ternura
atizando el vuelo impostergable
en la inmortalidad que lo venera.
Mi alma de mujer lo acuna
en el regazo de mis sueños portergados,
brillantes senderos desertores del odio.
¡Es atroz la sentencia que desea doblegarme!
Me coso alas de brisa y rebelada las despliego
reventando la estela que a gritos me está nombrando.
-¡Ama sin rencilla ni medida!- ¿Podrás?
No te claudiques ante la tentación del rencor
ni destroces tu vida subsumida
en el voraz aborrecimiento.
Es de valientes amar
¡Vuelve!
Gira infinita en la elíptica de lo posible
¡Enrédate absolutamente!

porque solo quien ama,
vence
y es libre.
¡Amaré!

Scarlet C

55609174_1525590200905747_5722612513929953280_n

Gracias… 

Anuncios

LA NINFA

Agradecida a la poetisa y pintora Milagros Ríos por llevar a mi “Ninfa”
a su excelente programa
“EL VUELO DEL FÉNIX”
desde la bella Sevilla.

Recuerdo la tarde que compartimos el verano pasado cuando estuve en Sevilla disfrutando momentos inolvidables.

La “PLAZA DE ESPAÑA” de Sevilla es una obra de arte que me dejó impactada, un lar construido con el poder de la más absoluta belleza.

nymph-2612952_960_720

¿Has visto tanto hasta enceguecer?
¿Has navegado entre el viento sin alas?
… sin sombra
… sin manos
… sin condiciones
¿Solo flotando con los pies en el agua?
La noche arribó descubriendo
sus ciénagas de mármol,
tropecé su silencio
y lo ignoré.
Seguí al sendero
que lleva atizando el rumbo
hacia ningún lugar.
Viaje hacia la ninfa de los ojos sedientos,
<otro poeta anhelaba su misma versión>
tomamos a la inspiración cada uno por un brazo,
halamos tan fuerte que la hicimos llorar.
Su mirada se llenó de velos negros.
¡Las fuentes se colmaron de cal!
y sobre mil tristezas sangrantes
el verso cayó
bajo las penumbras,
destrozando al verbo
en la tierra tan silenciosa
del nunca jamás.
El plato servido de la oscuridad
estremeció a la eternidad.
¡Ambos fenecimos!
Mientras la ninfa
se hizo viento,
rosal,
piel y deseo.
A veces para dar en el blanco
hay que cerrar los ojos.
Quizás para encontrar sea necesario dejar de buscar
y para soñar,
simplemente despertarse.
¿Creer sin quitarse la escafandra?
¿Amar sin desnudar a la soledad de profundos miedos?
Decía Fromm…
“Paradójicamente, la capacidad para estar solo es la condición para la capacidad de amar”

 

 

55704604_10211761560549568_7655783173669781504_n

Imagen ninfa: Pixabay.

Gracias…

55744415_10156111045203062_2002021467985805312_n.jpg

destino 2

 

53649990_10210304896418178_6146335780986945536_n.jpg

levitando 3

 

55641876_1551337078329805_7679751547902754816_n.jpg

54799870_658130261293415_1967837441024851968_n.jpg

LOBA ALFA

time-3393818_960_720.jpg

He estado en el abismo
donde el rostro de la noche
sucumbe ante las penumbras
y teje el manto del silencio.
He desplegado mis gritos
ante ensordecidos Dioses
negados a escucharme.
He claudicado de rodillas
implorando a la tierra 
el fértil arado
que resucita.
¡Sus respuestas fueron espectros!
Me dio dolor como alternativa…
Un coloso hecho de lava iracunda
vistió mis anhelos con pesadillas.

Sus rocas derretidas
incineraron a mis manos
hacedoras de imposibles,
rasgaron la pálida la voz
extraviando el certero camino
tras la enloquecida estampida
en tan desvariado destino.
-¡Ven a mí!- dijiste mientras el viento me comía
¿Cómo podría si visualizo el perfil de tu espalda?
¿Si tu llegada siempre es la hoz en una eterna despedida?
En la profundidad fui lagarto,
bebí el fango del desconocimiento
y totalmente desaprendida
regresé desnuda y sin nombre.
Te escucho susurrar que quiero vengarme…

¿No más es apropiado llamarlo “Justicia?
¡El temor ha caído a mis pies!
Suplica un perdón inmerecido,
el mismo
que sentí cuando lloraba
y me fue negado
y es este desquite animal,
esa daga ardiente que destruyéndome,
construye una otra yo,

cincelando en los mis ojos
la desbandada gigante de mi loba alfa,
dardo de fuego lanzado con ira desmedida
contra la enajenada humanidad que tanto excusas,
defendiendo a mordiscos

mi incuestionable derecho a la supervivencia.
¡No me arrodillaré de nuevo!
Soy esto que ves…
Una mujer que aprendió a ver en la más ingrata oscuridad
<he olvidado las escamas de aquellos infames reptiles>
soy la consecuencia en la metamorfosis
de esos espantos
y si sabes
de verdades,
¡No toques a mi puerta!

Scarlet C

woman-2375822_960_720.jpg

Imágenes: Pixabay.

Gracias…

55833087_1991686674273516_6995174305411629056_n.jpg

54411868_832386217105009_928117959941947392_n

55485978_2197304763681929_5471377968158736384_n.jpg

loba

56515049_839190653091232_2354283265285685248_n.jpg

EL ESPACIO DEL HOLOCAUSTO

Dejo aquí la sexta actividad del Taller de Escritura FlemingLAB & Fleming Editorial. Editores: Mel Gómez & Gocho Versolari & j re crivello.

Publicado en MasticadoresdeLetrasEspaña

Enlace directo a la publicación:

https://masticadoresdeletras.wordpress.com/2019/03/25/el-espacio-del-holocausto-by-scarlet-c/

Esta actividad fue especialmente interesante, habían dos opciones, escribir sobre “la muerte” o hilar una historia inspirándonos en varios naipes, de esos naipes, teníamos que seleccionar uno y partir de allí, crear el relato.  Me fui por el naipe…

La experiencia en el Taller de Escritura FlemingLAB & Fleming Editorial, de Barcelona, siempre sorprende y lo más importante, incide en animarnos a inspeccionar otros horizontes, caminos que tal vez no hubiésemos transitado pero lo hacemos porque forman parte del proceso que estructura la concepción del taller ¡Allí radica el aprendizaje! La revelación… y eso sin duda, es maná en manos de un escritor, ya que se enfrenta a la hoja en blanco con el universo de otros temas, impulsando a la imaginación a reaccionar al abrigo de determinadas preguntas, en mi caso concreto ¿Qué hacer con esa carta y el conejo? ¿Cómo será el personaje? ¿Qué significado tendrá el “naipe” en la psique de mi ficción?  Incógnitas previas que abren la mente a nuevos portales, además, se debe realizar la historia con un número determinado de palabras lo cual acondiciona al pensamiento a concretarse.

Comparto el correo de contacto en caso de que alguien desee información, recomendado al 100 x 100.

fleminglabcursos@gmail.com
Editores: Mel Gómez & Gocho Versolari & j re crivello.

naipe

 

EL ESPACIO DEL HOLOCAUSTO

 

“El naipe…
La noche deshilachada
el destrozo investigando
y entre tú yo,
el silencio.”

 

 A mi nieta…

Cuando leas esto ya no estaré. No será la típica conversación donde yo digo y tú preguntas ¿Injusto? Sí… pero únicamente puedo ofrecerte este monólogo, quizás algún día entiendas que los seres de mi generación somos muy complicados para la tuya. Estaré a muchos metros bajo tierra cuando esta carta llegue a tus manos y aunque te resulte ingrato mi proceder, es indispensable para mí exponer la versión de lo ocurrido y el por qué jamás estuve en tu vida.

¡Qué viejo tan egoísta! pensó Atman — ¡Ah!  Inspiró tan profundamente que el pecho se le hundió. Se levantó y cambió de música, necesitaba algún tipo de compañía para seguir leyendo. En realidad, el asunto no era la soledad sino la clase de séquito que la perseguía horrorizando la membrana de sus ojos a fuerza de oxidadas excusas.

Bajó la mirada y la fijó nuevamente en el fatídico papel.

¡Es tan difícil explicar por qué nunca estuve para ti! Te dejé con mi único hijo y la salvaje de tu madre, perdona, es que no pude aceptarlo aunque quiero que sepas que estaba muy orgulloso de ti ¡Eres brillante! Virtud nuestra sin duda pero ten presente también y esto es muy importante, en ti coinciden tanto la inteligencia de mi hijo como la brutalidad de esa india madre tuya ¡Solo un antropólogo demente se casa con el objeto de estudio! ¿No era lo coherente, estudiar su primitivo comportamiento y ya? ¿Hacer una investigación con ella? Pero no, tu padre siempre fue un inadaptado, no solo se limitó a analizar esa asquerosa casta, además se casó con una integrante ¡Qué bárbaro! Tan genial y desquiciado.

Atman sintió una psicosis momentánea apoderarse de ella, comenzó a dar alaridos en plena madrugada — ¡Eres un maldito! — gritaba gesticulando hacia las sombras que modulaban a sus dedos en las esquinas ¿Qué malsana tentación la obligaba a sumergirse en el fango del pasado? Se calmó un poco y luego, continuó.  La luna se colaba entre las rendijas de las persianas dibujando una cruz en la pared, se levantó otra vez a cambiar la música, no atinaba con ninguna, nada anulaba el poder que ejercía un cadáver encendiéndole la  ira ¿Por qué se torturaba releyéndolo una y otra vez? La culpa, es una tira larga y densa.

… Un hedonista, se llenaba la boca con aquello de: “Proletarios del mundo ¡Uníos!” ¿Un comunista en mi familia? ¡Imposible! El hombre nuevo… una absoluta atrocidad para describir el fin de la humanidad. Le retiré el dinero a ver si entraba en razón pero se enfureció, abandonó los estudios de Ingeniería que le pagaba en Estados Unidos, se fue por Etnología, dedicándose a vivir en comunas como un criminal regalando flores a los soldados, luchando contra la Guerra de Vietnam ¡La mejor de todas! ¿No se trataba de crear otro mundo?  ¿Se puede conseguir eso sembrando ideologías igualitarias? No existe la igualdad porque, precisamente, la desigualdad es el equilibrio.  Para completar el cuadro, su novia pertenecía a los Shuswap quienes en su intento por definir lo que en esa época se denominó “El Cuarto mundo” en cuanto al alejamiento y pérdida de la identidad frente <decían> a la supuesta incapacidad de insertarse correctamente en otra cultura distanciándose de la originaria, bueno ¡Una locura! ¿No deberían estar agradecidos aceptando la auténtica civilización que les ha regalado el marco de pertenecer, con decoro, a la sociedad occidental? Hubiese preferido que se casara con esa, al menos era blanca.

¡Caía la bruma! y como el tango sus ojos no se cerraron. La verdad está adentro… pero ¿Alguien quiere verla? No es un lago quieto donde se posan las estrellas ¿Cómo lo dejan a uno tanto tiempo en el fondo? ¿Justamente cuándo se es tan pequeño? Después esperan milagros… En la mesa las acciones delimitando la fachada que se juzga, la discriminación que se señala ¿Cuándo fue? Hubo un momento crucial que fracturó el existir, un pegote oleoso cubrió los ojos de frialdad matando al halo de la inocencia.

En esa misma caja donde guardaba sus remembranzas, yacía aquel naipe… Una tarde de invierno, su padre se lo regaló cuando apenas tenía siete, formaba parte de la sorpresa navideña, lo pegó en la portada de “Alicia en el país de las maravillas” ¡Qué grande! Ella sentada sobre la alfombra con las piernas cruzadas mientras su padre Dios narraba la fantástica escena de una niña cayendo por un agujero para descubrir un lar lleno de alucinantes eventos. Tomó al naipe y le clavó los ojos con ansias desmedidas mientras que su mente se iba al universo paralelo de la desolación.

¡El conejo! Recordó a su padre cambiando la voz mientras leía y miraba al reloj, caracterizando a la perfección a un personaje desesperado ante transito del tiempo — “¡Dios mío, voy a llegar tarde!”. Era tan realista y divertido que hasta parecía formar parte viva del relato, como si el mismo Carroll lo hubiese inventado ¡Cuándo deseó ser Alicia escuchándolo! Deambular rodeada de resplandecientes ilusiones tras la estela surrealista de aquella historia, experimentar otro tipo de velocidad distinta al acoso de una infancia tan solitaria. Ese cuento le cambió la perspectiva, apostó por la fábula de un hueco lleno de naipes reveladores, un mundo sin dolor activado por coloridas aventuras. Desde ese día solo soñaba con vivir en el Edén, disociación psicológica que hacía posible sobrevivir al holocausto del espacio y los mil recovecos.

Su familia era la consecuencia de un experimento genético que había salido muy mal, el oscuro ambiente de su hogar parecía haber sido escrito por Horacio Quiroga,  animado por la faz desfigurada de un Picasso al abrigo roto de Kahlo pero en su mente, la evasión creaba realidades hermosas, corría jugando a ser feliz, creciendo y encogiéndose como Alicia. Las pocas veces que vio a su abuelo fue insultando a su madre quien jamás abrió la boca con otro motivo que no fuese el de alimentarse. Nunca asimiló qué sentido tenía su existencia tan lejos de su mundo.

¡La penúltima hora antes de las tres! Se preparó otro vodka y le agregó tres Oxis ¡El sopor del conejo sin el tic tac! Cautivo en sus manos deshumanizadas, la metamorfosis del ventanal trasmutando a libélula, su abuelo colgado en el cadalso del techo.

Luces criminales quebraban la ventana robándole la necesitada ceguera, impunes, se plasmaban sobre la sinuosa hilera de espejos, devolviéndole su imagen tal castigo. La única oscuridad a la que podía aferrarse la llevaba dentro ¡Bajó los párpados y se fue! Abrazó al naipe sobre el corazón y se tumbó en el suelo levitando al compás arrítmico de sus pulsaciones. Una especie de síndrome le hizo abrir los ojos y voltear nuevamente hacia el cristal.

¡Malditos espejos! ¿Quién los habrá inventado? Solo reflejan ficciones de luz dando la vuelta, jamás sabremos lo que otros captan al mirarnos.

Su mente no cesaba de buscar alguna justificación en el postergado amanecer ¡Ya no podía con el siniestro manuscrito!, pero, ¡era tan adictivo! Se metió el naipe en la boca, lo masticó lentamente ¡Se lo fue tragando sorbo a sorbo! Mientras disfrutaba deslizándolo en el abismo de su garganta.

Scarlet C.

 

fantasy-3041033_960_720.jpg

Imagen rostro: Pixabay.

 

 

 

 

FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA Y ARTE “GRITO DE MUJER”

Agradecida a Marcela Barrientos, a Eve Monica Marzetti y a CÓMPLICES DE LETRAS
por invitarme a participar en el FESTIVAL INTERNACIONAL a propósito del

DÍA DE LA MUJER 
… y por haber llevado mis letras a su excelente programa.

Dejo el enlace…

https://www.ivoox.com/76-programa-especial-grito-mujer-2019-audios-mp3_rf_33587223_1.html?fbclid=IwAR1c41P2Wx_0Y65nyN3DbNqpQ-KB3YII7khuSMlR2r-SuJrKM28edrm6cko

 

54522138_421584548422676_3293178663972896768_n.png

 

MUJER UNIVERSAL

¡Soy una y todas!
Mujer universal…
Piel entrelazada al viento que nos ata
en la misma búsqueda
de equidad.
Sendero histórico…
El ayer y sus sombras mortecinas
han tiznado al hoy de improperios
tras el alarde de un planeta distinto.
¿Es el mundo algo abstracto?
No…
En la humanidad convergen desequilibrios
que marcan,
<son los seres quienes hacen a la sociedad>
la crueldad que obliga a niña a mutilarse,
el horror que prostituye a la inocencia,
la barbaridad que a mansalva castra el sueño
de volar con alas propias
el tránsito de vida.
¿Qué sucede cuándo se anhela al hijo varón?
¿No se transgrede a la mujer no nacida?
… y son esos mudos holocaustos
los que ensombrecen la verdad del camino,
engendrando paradigmas
cuyas etiquetas,
formulan la desigualdad como destino.
¡Qué cambien los absolutos!
En la cautiva simulación del siglo XXI
persiste la helada incongruencia
que a medida que promulga igualdad
continúa etiquetando a la mujer,
objeto,
propiedad,
vacío…
¡Aremos!
El padre,
compañero,
presentes compartiendo el mismo objetivo,
rebelarse ante la revelación
que transmuta la costumbre invisible
en rutina que castiga,
espanto que doblega,
escaldadas manos que asesinan.
Es una hecatombe negar que justo ahora
millones de mujeres están llorando,
olvidadas en un mar de sangre
tan despreciadas en carne viva.
¿Qué no me pasa?
¡Soy una y todas!
Me duele la que no conozco
tanto como me hiere el sufrimiento
de la que sí he visto
despojada de brillo a fuerza de desventuras,
amarrada a la alienación punzante
que acosándola, la enajena,
burla descarada
que nos venden
como gloria,
cínica mueca
de una sociedad moderna
cargada de mujeres aterradas.
Scarlet C
fantasy-2904092_960_720.jpg
Imagen: Pixabay

EL HALO DEL ESCARABAJO

“Sincronicidad significa, por tanto, el acontecimiento simultáneo de un cierto
estado psíquico con uno o más sucesos externos que aparecen como paralelos
significativos en el estado subjetivo momentáneo —y viceversa en algunos casos.” (Página 20, Carl Gustav Jung,  Sincronicidad ).

honesty-4065595_960_720.jpg

— La verdad que eres obsesiva compulsiva, cuando te da por un tema no lo sueltas, ahora con el tema de la honestidad ¿Qué pretendes? ¿Qué la gente ande por ahí confesando su lado oscuro? ¿Tú lo haces?

— No se trata de confesarse ante nadie pero tampoco que se pretenda que nos traguemos cuanta mentira nos dicen esperando además, que las creamos, eso está bien para un vendedor de seguros, el empleado del Banco, el vendedor de carros usados. La honestidad no es un valor en nuestra sociedad, por el contrario, es una estupidez, mi punto es que al menos deberíamos tener claro que vendemos una fachada y no la certeza de quiénes somos sin necesidad de promulgarla a los cuatro vientos. Me parece importante que bajemos al sótano de vez en cuando y nos desnudemos frente al espejo a ver de qué estamos hecho. A eso me refiero, quitarnos todos los disfraces. El mundo es toda una falsedad pero de persona a persona ¿Le ves sentido a sentarte a escuchar una sumatoria de mentiras y poner cara de que las crees sabiendo lo que son?

— Bueno, como no se trata de una terapia sino de una conversación ¿Qué malo le ves a pasar el rato con alguien que simplemente no quiere saber nada de sí mismo? Tal vez, solo quiere saber de ti, amarte ¿No es el sexo en único instante cuándo no hay mentiras? ¿Qué hablamos con el cuerpo en una plena conjugación sin barreras? ¿Acaso allí no se entrega el todo a medida que recibes? Es despojarse de toda máscara. Creo que somos libres de ataduras cuando nos dejamos llevar al umbral del éxtasis.

— En eso puedes tener razón pero igual te digo, no todos entregan, muchos son vampiros que te absorben la pasión sin dejar nada en los espacios más profundos. Entregarse implica saber que en un instante dejas al planeta con los antifaces para vestirte con la absoluta verdad que emana de las intensas emociones pero para alcanzar ese nivel de Kundalini, hay que liberar a la serpiente enroscada y dejarla explotar desde la nuca hasta final de la espalda, desgarrar el agujero de la soledad existencial. Fromm decía que “Paradójicamente, ser capaz de estar solo es la condición para ser capaz de amar” y yo agregaría, que nadie quiere saber de su soledad y únicamente anhela evitarla y así solo le da poderío desequilibrando el quitar los velos del ser quién es, descubrimiento que viene con todo, el lado oscuro, las vergüenzas, los actos crueles y sobre todo, los temores ¡Por eso me encanta Jung! Sus arquetipos son categorías teóricas que definen al humano que se muestra escondiendo al otro que aguarda aceptación.

—Sí, ya sé, arquetipos, la “Sincronicidad” esa conexión que se suscita desde adentro y revela nexos, pistas, señuelos, guías que se transforman en vínculos entre las redes de la mente y el afuera surgiendo una especie de lazo entre el universo interno y el mundo que nos circunda.

— ¡Exacto! Mira esa planta que tienes al lado, “casualmente” se llama “Honestidad” ¿No te parece increíble que justo ahora que conversamos yo volteo y allí está como señal. Era la planta favorita de mi abuela, tenía una en el jardín, le cantaba como si fuese un niño anhelando amor, decía “— Solo tú eres honesta”- ¿No es increíble? Esto ha hecho saltar el radar de la Sincronicidad ¡Es como leerse un  libro! Si estamos interesados, nos abocamos a terminarlo, por supuesto, la Sincronicidad es una expresión que se suscita de forma inesperada, simbólica, usualmente constituye lo que comúnmente consideramos “azar” pero en los términos de Jung no lo es.

— En su caso, fue de gran utilidad en la terapia con sus pacientes y en gran parte de sus investigaciones sobre la psique. En su libro “Sincronicidad” expone una anécdota por decir, de un caso en el cual practicaba una terapia aplicando la metodología de “Asociación libre de palabras” acorde a los principios Freudianos ya que fue su discípulo de joven cuando se iniciaba en la investigación psicológica. Posteriormente, la relación comenzó a perturbarse, distintos puntos de vista en los enfoques de qué y cómo abordar la concepción del ser, finalmente se fueron distanciando, hecho que no niega la genialidad de sus búsquedas y resultados producto un extraordinario intelecto y tesón en una época muy victoriana sobre cargada de prejuicios.

— No solamente resaltan como científicos sino también como personas audaces con el valor suficiente para enfrentar con sus consideraciones al statu quo de una coyuntura histórica solidificada, tipo edad de piedra muy coercitiva, especialmente, en lo sexual. Jung reveló la importancia del “Inconsciente colectivo” estructurando la presencia de un elemento compartido vinculándonos en un lar diferente a la razón, simbólico, agrupando el cúmulo del tiempo y lugares proporcionando un lazo común entre los seres humanos y formamos parte de esa psique colectiva sin que tengamos consciencia de ello, podría decirse que es una piel compartida.

— ¿Recuerda el pasaje del escarabajo? Creo que actualmente existen tres mundo, el real, el virtual y de inherente al ser, a su psicología interna, una por cierto, impregnada de escarabajos deseando volar y mientras los mantengamos cautivos, viviremos mintiendo sin saber siquiera que lo estamos haciendo.

— Debe haber sido impactante y muy útil en ese momento, ya que el acontecimiento del escarabajo se presentó en una terapia y esa revelación dijo mucho en la cabeza del joven genio pero retomando ¿Por qué el tema de la honestidad te tiene contra la espada y la pared? Jung, Fromm… ¡Pura teoría! Pienso que la honestidad no necesita ir a la Universidad, haces de todo una complicación intelectual cuando, como decía Freud “No existe ningún punto de partida si no se sabe bien a dónde ir” y creo “honestamente” que intelectualizas demasiado, a veces y cito a Freud de nuevo “A veces un cigarro es solo un cigarro” no todo necesita tantas reflexiones, quizás, hay que soltar para poder hallar.

— No pretendo suponer que el mundo deje a la alienación de lado  y se transforme en un Edén, no soy tan ilusa pero me cansa la constante mentira en el fondo de los ojos que al mirarme dicen algo que no es precisamente lo que sale por sus bocas ¿Debería molestarme? No soy un sacerdote para que las personas se confiesen ante mí relatándome los jirones de sus tinieblas pero tampoco soporto hacer el papel de maniquí.

— Creo más bien que la cuestión va más hacia ti misma más que respecto a ellos ¿Por qué es tan importante? ¿No deberías seguir el deporte mundial y sonreír mientras piensas -Oye ¡Sé que estás mintiendo! pero igual, sigamos pasando el rato- La sociedad impone patrones de conducta y la sinceridad pura se considera más bien un acto de inmadurez ¡Hay protocolos! ¿Qué solo sirvan para sustentar las bases de un planeta fracasado? Bueno… Tal vez debas mirar los insectos que te habitan, tus propios escarabajos y desnuda en tu sótano, revelarte ¿Soy tan sincera como aspiro que sean los demás?

— Hay situaciones de situaciones. Si los políticos descaradamente escupen barbaridades, es de esperarse porque precisamente es su “trabajo”. La cuestión que voy, estoy dilucidando mientras hablo contigo es que la falsedad tiene límites y afecta cuando va directamente entrelazada a personas que interesan, si no, son un abstracto que poco tiene que ver con la vida concreta de alguien, en este caso la mía.

— De pronto voy recordando citas, proberbios. Hay uno de los Sioux, ya sabes aborígenes americanos cuya cultura estudié en Antropología  “Semejante a una flor muy linda pero que no tiene ningún perfume, así son las palabras vacías del hombre que habla y no pone en práctica.”

— La indirecta bien directa, eso está bien. Ojalá que mis palabras siembren algo en mí yo y no me dejen tan desarticulada…

¿Qué hay en tu universo?
¿Por qué me das de beber tantas dudas?
La noche ha traído a Calíope,
su bella voz tiembla abrigándome los poros que callan
<mi alma transmuta y me hago loba Alfa en la manada de las preguntas>
El tenebroso agujero pretende rellenarse con inmensas zanjas.
¡Es el reflejo que miente!
El escarabajo se ha desnudado…
no consigue volar,
sus alas se han enredado en el árbol de la honestidad,
agoniza preguntando si se hará certeza
antes de fenecer.

¡Cuánto me duele verlo morir!
Su dorado cuerpo es un Dios egipcio
perdiendo el poder de resucitarme,
comienzo a morir mientras la noche cautiva
me encarcela amarrádome  a sus sombras.
Millones de pedazos se despegan de mis manos
¿Vendrá Calíope a salvarme?
¡Qué bella es!
Su susurro envuelve la epopeya del renacimiento.
¡Quiero su luz!
Beberme su estampa completa, 
encender la flama en la cisterna de su eternidad
y despertar,
transmutada
en el halo
mi escarabajo.

Scarlet C

“Como lo expresó bellamente Simone Weil: “las mismas palabras [por ejemplo, un hombre dice a su mujer, “te amo”] pueden ser triviales o extraordinarias según la forma en que se digan. Y esa forma depende de la profundidad de la región en el ser de un hombre de donde procedan, sin que la voluntad pueda hacer nada. Y, por un maravilloso acuerdo, alcanzan la misma región en quien las escucha. De tal modo, el que escucha puede discernir, si tiene alguna capacidad de discernimiento, cuál es el valor de las palabras”.

Erich Fromm

fairytale-4066829_960_720.jpg

Imágenes:  Pixabay.

 

Evento “EN HONOR A LA POESÍA”

Agradecida que mis letras hayan merecido el reconocimiento como
“El poema más sublime”
honor que comparto junto a mi compañero de letras, poeta Daniel Muñoz Cruz
a quien felicito de corazón
así como a todos los participantes del encuentro
cuya protagonista
ha sido la poesía.

55445039_833137103696587_663353391015002112_n

POESÍA

¿Qué sería de la vida si no fuera por ti?
¿De las noches mudas y sin destino?
¿Del asustado corazón latiendo sus heridas?
Llueve…
Las penumbras tejen un cincel 
atizando lágrimas de viento,
acosan el alma lastimada
con el rumor de sus ojos yertos
y mi ser, 
que pendía zigzagueando en la mirada del tiempo,
despierta intempestivo enfrentando su mutismo
enfervorizando la palabra viva
que doblega su espesura.
¡Me toman verbos y me hacen libre!
Estallan entre mis manos
estremeciendo la llama
que me colma tan adentro,
son aves migratorias hallando sendero
en la profunda oscuridad
que las había enceguecido.
¡Vuelan apasionadas!
… y aquellos muros sombríos
que sin aroma rasgaban
y sin sentir, olvidaban,
sucumben ante la flama
que los expulsa en silencio.
¡Ya nada me vence!
La poesía es mi alimento,
mi lar y mi sustento,
soy su esencia,
ella, mi sustancia,
indivisible emoción
que atándonos,
libera
al pensamiento
de fríos razonamientos,
transmutando al ser
en halo, vapor,
éter
y universo.

Scarlet C

54514727_833137050363259_7028330714202374144_n

55837857_833137077029923_2167625227847073792_n

 

54522562_833138250363139_4565471818135109632_n.jpg