“The Frankenstein Chronicles”

“Y salieron de él cientos de arañas… que se la comieron”
Blade Runner

alien-1535082_960_720.jpg

A veces amanezco con un lunes en el cerebro. Me levanto autómata de sentidos, sé que ya no estoy dormida porque al poner los pies en el piso, ese suelo frío negado a aceptar que el invierno ya se ha ido, se me mete por las plantas como si fuese un disparo de hielo.

Me invade una extraña sensación de no ser, saber a dónde es que tengo que ir pero felizmente, Google lo sabe todo, coloco mi huella en el móvil y ¡Allí está la respuesta! Destellando con su mirada atenta aguardando circunspecta a que dé la señal de “inicio”… y son esas exuberantes explosiones del XXI  las que me recuerdan qué fue lo que busqué ayer y por qué lo hice pero el asunto no culmina ahí, mi historial posee la coherente secuencia de mis búsquedas anteriores y si he olvidado algo, basta con abrirlo y rememorar a la perfección mis actividades y eso me tranquiliza, así no tengo que desbaratarme el cráneo recapitulando, además… ¡Spotify!  Es tan eficiente que me ha organizado una combinación de canciones exclusivamente para mí ¡Todo está sincronizado! Lo único que tengo que hacer es ducharme por mí misma.

… no obstante, experimento que algo no anda bien y no es que esté reflexionando sobre de la Teoría de las cuerdas ¡Es más sencillo!  Me refiero al mundo de los que caminamos a diario en esa bifurcación llamada “vida” que no resulta ser otra cosa distinta que un plan predeterminado coordinado magistralmente en el revoltillo del caos, anti cultura de los bramidos que callan complicándose en dudar cuando la mesa ya está servida ¡El sol resplandece! Los pájaros cantan, los turistas invaden Madrid deseosos de quitarse la ropa, colman las terrazas adorando a Ra tal resucitados egipcios leyéndose al Libro de los muertos, el asfalto tiembla mientras los que no estamos de vacaciones, marchamos ensayando nuevamente nuestro papel en la guerra de lo absurdo.

¿Por qué no nos pegamos los párpados y salimos deambulando a ciegas? Igual llegaremos a nuestro destino porque si ya dimos “inicio”, esa voz mágica nos irá dirigiendo como drones con los auriculares puestos, por cierto, buscando algo en ya se sabe dónde, descubrí que el 12 de Julio se celebra el “Día mundial del grito”, me decepciona que apenas estemos culminando abril, pienso y me parece que debería establecerse oficialmente <al menos una vez al mes> cuando haya luna llena, así podríamos aullar como lobos perdidos en la noche, desgarrando al silencio rutinario en una prolongada exhalación que desplome las paredes del descontento. Me imagino el espectáculo, reunidos en plazas con cabezas alzadas chillando rebelados ante la sumisa aceptación de una existencia falsificada, si fuese así, los “sujetos” sabrían que todavía estamos respirando, tal vez se sorprendan porque seguro creen que lo consiguieron, que todos somos androides domesticados acumulando abismos en un espeluznante juego donde lanzamos y lanzamos dardos al vacío pero mejor no, ahora que “reflexiono” tal vez no sea buena idea, crearán otro proyecto para mantenernos distraídos mientras detrás del ordenador, sus geniales mentes inventan alguna nueva pesadilla.

Me oxida ese fracaso social que promulga la anti cultura de los silencios que braman. La soledad ya no existe si tienes un móvil entre las manos, somos estereotipos negándose a aceptar que la basura es el alimento de la precariedad mental, que el destino dejó de tener mañana y las estrellas, las enciende un reloj sistemáticamente a la hora exacta ¡Tal vez ni cielo hay! Quién sabe si estamos en Matrix enchufados mientras lo que nos emociona, es la consecuencia galvánica que nos ha transformado en inmóviles maniquíes y simplemente, alucinamos que estamos vivos rodeados de constantes corrientes eléctricas en la espantosa parodia del delirio. Quizás yacemos en una inmensa cámara mortuoria atiborrada de cuerpos cibernéticos atados al ordenador nodriza o puede que hasta sea peor y seamos unos “replicantes” al estilo de  Blade Runner ¡Cuánto oscurantismo! ¿Será qué me dormí influida por la serie de Netflix “The Frankenstein Chronicles”?

¡Vienen por nosotros! Absorberán las almas, nos harán marionetas y seremos títeres con la cabeza hueca pero antes ¡Luchemos! ¡No les demos el corazón! Revolvamos las cartas, inspeccionemos adentro y razonemos sobre la sustancia del sentimiento, sobre nuestra verdad.

Siempre tendrán un As bajo la manga pero adoctrinarnos se les hará más pesado si colocamos rocas salvajes de auténticos sueños, esos que saben a piel y sangre, apliquemos la epistemología y hagamos del conocernos el plan maestro, científicos de calle empeñados en despejar la X del sí mismo ¡No podrán con eso! Soñemos como dementes, seamos locos inaprensibles en el desafío de ser, un ser. Seguiremos en el juego, el mundo no va a cambiar pero bueno saber que estamos allí con los ojos abiertos y que cada una de nuestras fantasías, es un absoluto personalizado.

Las esquinas seguirán tiznadas de siluetas casi humanas, abrirán las mandíbulas con sus risas de Dionisio reflejándolas en el charco de lejía donde flota su éxtasis. No permitamos que nos hagan espectros de materia insalvable, luciérnagas metálicas sin necesidad de girar tras la luz ¡Soñemos que somos cisnes!

No es esquizofrenia. Lo sé porque me lo estoy preguntando, si lo fuese, estaría muy ocupada escuchando voces y no precisamente las de Google maps ¡Me acaba de llegar un mensaje! Facebook me sugiere que es más conveniente que cambie la contraseña.

Scarlet C

“Nuestro lema es más humanos que los humanos”
Blade Runner

swan-1989888_960_720

Imágenes: Pixabay.

Gracias…

destino 2

levitando 3

Anuncios

¡ENTRARÉ!

“Si no tardas mucho te espero toda la vida.”
Oscar Wilde

hell-21079_960_720.jpg

Entraré a tu corazón
como si fuese una tormenta,
con mis miedos,
las angustias
y esa sed de lucha que nunca me abandona.
Caminaré sus latidos
con mis ansias,

las penumbras
y los gritos de la noche que te nombran.
¡Es que no sé acceder tocando la puerta y pidiendo permiso!
Abordaré tus espacios emergentes 

en la ontológica relación
entre lo líquido y lo aéreo,
pisando la tierra hasta perder el piso

y flotar bajo tus aguas.
¡Quiero ser tu oxígeno!
La vena inflamada que te arrasa,
desnudarte de certezas
y envolverte con mi alma.

Revolveré el armario donde escondes tus temores,
removeré la pintura con la que has cubierto
la escafandra que de tus lados vulnerables.
Me sentaré en el salón de tu pecho
a escuchar cómo se aceleran tus pulsaciones
y abrazaré al músculo
que palpita en la rítmica danza
de tus abismos.
Morderé la roja membrana que te cubre
y sorbo a sorbo,
seré tu sangre y tu poema.

¡Atravesaré tu corazón sin consideraciones ni mesura! 
como quien peca
 sabiendo que jamás habrá de redimirse.
Tomaré tu carne y será mía
<toda llena de historias nuevas>
y ya dentro de ti,
seré vida,
muerte,
pasión
y dulce
agonía.
¡Entraré!

Scarlet C

fractal-21236_960_720.jpg

Imágenes: Pixabay.

Gracias…

58419278_2243308852414853_2583752239650701312_n.jpg

53695301_2162219050523834_7170925178912768000_n

destino 2

53343658_2159184060827333_6580773471029035008_n

LA ROSA DE LA NOCHE

 

beautiful-1850903_960_720

En el pétalo de la noche
la rosa se humedece de rocío cósmico,
su delicado cuerpo sostiene al universo
vibrando entre las cuerdas de una metáfora.
Unos labios la besan…
La rosa silenciosa
es la trémula expresión de un sueño,
se ha hecho mujer estremeciendo
la fragilidad de su talle
mientras las sombras del infinito
alcanzaban al cenit del Equinoccio.
¡Un  escritor la ha alabado!
La rosa de la noche se ha hecho estandarte
y sostuvo la palabra
que el poeta declamaba,
acunando en su regazo
la letra viva de su inspiración.
¡La rosa comienza a amarlo!
…y palpitando tras los pensamientos
de esos versos,
experimenta la virtud
de la absoluta
belleza.

Scarlet C

rose-1642970_960_720

Imagen: Pixabay

Gracias…

58729746_1573964332733746_7183265977163841536_n.jpg

destino 2

56480348_2204052336340505_334191272157773824_n

58732982_854577451552552_5293194356461666304_n (1).jpg

ETERNIDAD

fractal-1681742_960_720.jpg

En la centrífuga de tus sueños
me hago universo
y te descubro.
Mis manos son púlsares efervescentes
avivando la radiación onírica que te envuelve
y dormido me despiertas
escondida entre tu mente,
atada al brocado que tejen tus pensamientos
con los hilos de mi voz
y en la centrífuga de mis sueños,
te haces universo
y me descubres.
Tu palabra es latido
atizando el velo de las venas,
volátil emoción recorriendo la esfera
de mis infinitos adentros
y dormidos los dos
despertamos invidentes,
incapaces de mirar lo cansado del afuera.
Transitamos mil caminos
extraviados en la noche
y trasmutados en vapor,
somos pájaros de viento,
ala libre que escapa
haciéndose firmamento,
misterio y magia,
silencio en la sonoridad,
intensidad suave de espuma,
premura sin acoso ni reloj,
amor y pasión,
deseo y ternura,
apocalipsis y comienzo,
¡Eternidad!

Scarlet C

fractal-1736435_960_720.jpg

Imagen: Pixabay.

Gracias…

56506536_10210361068822453_3305548113950801920_n

53649990_10210304896418178_6146335780986945536_n

levitando 3

LA CAVERNA

lobos.jpg

Nada como quedar hipnotizada por el fuego de la luna…
¿Por qué llorarán los lobos sus inconfesables penas
clamando ante el portal de la luna llena?

En la caverna de la noche
los imagino exhalando sus incomprensibles lamentos
misterio indescifrable impulsándome a vaciar en la alucinación de sus gemidos
la letra nostálgica que levitando,
alza el cuello de encarceladas palabras 
y…

¡Las escucho gritar!
Latiendo entreveradas
en la densa rivera de las penumbras.

Me pierdo en la inconsciencia
de tan elevada marea,
incrustando mis pupilas en el vacío
del más espeso silencio.
¡El tiempo se detiene!
Ya nada es importante…
Mis manos son reos subsumidos
ante el umbral de la inmensidad,
caigo postrada arañando el suelo del sin dominio
río efervescente de agudas revelaciones

agitando el agujero sin fin
de angustiosas oraciones desesperadas 
y me invade el potente impulso por liberarlas,
abrir la ventana y aullar hasta quedar enmudecida,

detener mi mirada en el apretado silencio del cielo oscurecido
sollozando todo lo que mi piel
se niega a declamar.
¡Insisten en ser notadas!
Exigen libertad condicional
para correr sin gravedad

entre los agujeros del universo
y sus remanentes jirones del big bang.
Mi huella animal baja instintiva
los peldaños del sótano hacia otro mundo,
revelador reencuentro con el lejano pasado
de mi parte originaria con la humanizada
y en el aprensivo enfrentamiento
de mi yo con la espalda de su sí mismo,
transmuto en despertar
sin el peso vulnerable
de socializadas debilidades,
poro desplegado
deslizándose por el pasadizo
de mi ser
y su manada.

Scarlet C

snow-70099_960_720 (1)

Imagen: Pixabay.

Gracias…

destino 2

53343658_2159184060827333_6580773471029035008_n

55641876_1551337078329805_7679751547902754816_n

 

58419272_1570870309709815_8573012498163171328_n.jpg

56480348_2204052336340505_334191272157773824_n

57484673_853263665023825_3446730831500935168_n.jpg

manada.jpg

 

LA PLUMA DEL CAOS

swan-feather-16314_960_720.jpg

Me siento náufraga en la desahuciada
deducción de tantas dudas,

<océano de revueltas mareas sin luna llena>
mar poseído
por una tormenta invidente
sin el auxilio explosivo del ojo del huracán.
Una especie de bifurcación disléxica
distorsiona la empañada respuesta del espejo,
reflejo circunspecto retornando al bumerán
de la fachada que lo cuestiona.
No es exactamente la duda quien perturba
al enrojecido ribete que ven los ojos
en el par que retorna del cristal,
es la boca que la siembra tan apañada

en la pseudohistoria de su sonrisa.
¿Qué es este dolor cadáver que no muere?
¿Absolución sin pecado?
¿Sacrilegio sin fe?
¡Me decepciona la doble cara!
Ese sofisma figurativo encarcelando
a la verdad de la hipocresía.
¿No deberían ser nuestras primeras palabras “Sí” y “No”?
Si aplicáramos el Reduccionismo del Reduccionismo
como filosofía cotidiana
¿Acaso no emergería nihilismo existencial como foco de vida?
… pero ¡No!
Nos enseñan a mentir
mintiéndonos desde niños
-¡Hay que ser sincero!-¡Mentir es malo!-
-“¡Los niños buenos no mienten!-
… mientras los adultos gozan el absoluto privilegio de engañarse
no solo a sí mismos
<lo cual es la mayor de las desgracias>
sino que sustentan la crianza en base a engaños y trampas
esbozados sutilmente en la sobre mesa de la niñez.
Inevitablemente ¡Crecemos!
… y para nuestra sorpresa
aquellos ex niños “malos”
resultan ser la pluma que flota en la superficie del caos.
¿Por qué esta soledad tan llena de gente?

Scarlet C

123

Imagen: Pixabay.

Gracias…

destino 2

55641876_1551337078329805_7679751547902754816_n

56480348_2204052336340505_334191272157773824_n

 

AMÉRICA

nature-3352313_960_720 (1).jpg

La noche me mira y su inmensidad me desnuda. Cierro los ojos y descubro que una niña está llorando, su angustiosa melancolía se derrama sobre mi regazo mientras el viento esparce sus lágrimas en otro universo y ¡El mar se agita en sus manos diminutas! arando sobre las olas que mecen al silencio. El rumor de la brisa castiga mis pensamientos en tan honda nostalgia, espesa desolación desatándome por dentro.

… y es esta noche implacable cual espada fulminante la que rebosa el desasosiego que la añora, verbo tatuado en las aguas de mil ríos apretando con la boca el ribete candente del silencio.  Una canción suena a lo lejos… La distancia es infinita cuando de recordar se trata, aquel cielo empedernido de rojos ocasos en cuya tibia seda viajaron mis sueños, nubes tejiendo míticos destellos con espumosos brocados, el cerro El Ávila, donde subía los domingos a compenetrarme con la escalada de su salvaje naturaleza, cadena de cimas rodeando al valle con su verdor.  Inesperadamente, ¡Todo se agolpa en mí! Como si quisiera impedir al ostracismo del olvido desaparecer de mi mente hasta lo más minúsculo, como si fuese una traición si acaso mi memoria evapora la claridad de algún recuerdo.

En el torbellino de tantas remembranzas, mis oídos claudican reviviendo la voz inmortal de Nino Bravo, poder invadiendo desde lo ínfimo a lo gigantesco con la belleza de aquella canción inolvidable, melodía evocando lugares más allá del mar entrelazando destinos forjados en las piedras del camino y si me encantaba antes, cuando la escuchaba en América, hoy que estoy lejos es cuando la comprendo y me hago sangre en su sangre, piel desaprendida de intenciones retomando la verdad que la bebe y transpira.

... y me voy muy atrás. Veo a los inmigrantes que llegaron aterrados de guerras, con la mirada devastada y ampollas en la piel, pupilas alegrándose al pisar con esperanza la tierra donde nací, uno de ellos fue mi abuelo, venía de las Islas Canarias a comenzar desde cero en un mundo extraño a su corazón. Siento como míos el beso y la flor que dejaron en su lar,  hogares aguardando por su retorno en un planeta comunicado con la lentitud de barcos y papel. Muchos jamás volvieron.

Me toca agradecer a la bella Madrid que me haya recibido con su firmamento atizado de azul permanente y a las tantas personas mágicas que España me ha entregado en la fértil sonrisa de su tierra pero ¡Esta noche es de América! Su alma es eco en el bumerán que la busca escarbando entre la niebla que no la encuentra ¡Ojalá pudiera transmitir qué me inunda! pero sé que mis palabras no lo conseguirán, imposible que logre definir con mis letras la mano invisible que presiona a mi pecho, haciéndome duna perdida en la sensación indescriptible que me embarga.

… y esa niña que llora tan adentro encuentra a una mujer que no sabe cómo hacerlo, me ahoga el océano que encerrándome, hace nudos en el fondo de mi garganta, espacio vacío colmado de añoranzas traspasándome completa con la lanza de su abismo ¿Cómo podía saber que un día ya no estaría? ¿Qué ese árbol dónde leía dejaría de verme subsumida en la sombra de su frondosa silueta? Ahora entiendo que no sé absolutamente nada, que la vida es una constante metamorfosis alterando nuestros planes y que es muy poco lo que se cumple tal como lo habíamos imaginado.

… y en esta noche de América, mi ser se desviste intentando cubrirse con un pedazo de su suelo, saborear el aroma del maíz arropado con las hebras que lo vuelven lucero, el cálido mar donde navegué sin alcanzar al horizonte, el paso de Los Andes y sus montañas de hielo.

¡La noche me ha escuchado! El bumerán ha retornado tallando en mi ventana pegasos y Prometeos, esculpen con esmerada pureza guirnaldas cristalinas que penetran mis poros, sembrando en lo más profundo, el delicado beso de una flor.

Scarlet C

 

Imagen: Pixabay

Gracias…

destino 2

levitando 3

56506536_10210361068822453_3305548113950801920_n

57118249_667285597044548_4133768407352868864_n

56935125_10156144358313062_2319885434852737024_n.jpg

54411868_832386217105009_928117959941947392_n