AMÉRICA

nature-3352313_960_720 (1).jpg

La noche me mira y su inmensidad me desnuda. Cierro los ojos y descubro que una niña está llorando, su angustiosa melancolía se derrama sobre mi regazo mientras el viento esparce sus lágrimas en otro universo y ¡El mar se agita en sus manos diminutas! arando sobre las olas que mecen al silencio. El rumor de la brisa castiga mis pensamientos en tan honda nostalgia, espesa desolación desatándome por dentro.

… y es esta noche implacable cual espada fulminante la que rebosa el desasosiego que la añora, verbo tatuado en las aguas de mil ríos apretando con la boca el ribete candente del silencio.  Una canción suena a lo lejos… La distancia es infinita cuando de recordar se trata, aquel cielo empedernido de rojos ocasos en cuya tibia seda viajaron mis sueños, nubes tejiendo míticos destellos con espumosos brocados, el cerro El Ávila, donde subía los domingos a compenetrarme con la escalada de su salvaje naturaleza, cadena de cimas rodeando al valle con su verdor.  Inesperadamente, ¡Todo se agolpa en mí! Como si quisiera impedir al ostracismo del olvido desaparecer de mi mente hasta lo más minúsculo, como si fuese una traición si acaso mi memoria evapora la claridad de algún recuerdo.

En el torbellino de tantas remembranzas, mis oídos claudican reviviendo la voz inmortal de Nino Bravo, poder invadiendo desde lo ínfimo a lo gigantesco con la belleza de aquella canción inolvidable, melodía evocando lugares más allá del mar entrelazando destinos forjados en las piedras del camino y si me encantaba antes, cuando la escuchaba en América, hoy que estoy lejos es cuando la comprendo y me hago sangre en su sangre, piel desaprendida de intenciones retomando la verdad que la bebe y transpira.

... y me voy muy atrás. Veo a los inmigrantes que llegaron aterrados de guerras, con la mirada devastada y ampollas en la piel, pupilas alegrándose al pisar con esperanza la tierra donde nací, uno de ellos fue mi abuelo, venía de las Islas Canarias a comenzar desde cero en un mundo extraño a su corazón. Siento como míos el beso y la flor que dejaron en su lar,  hogares aguardando por su retorno en un planeta comunicado con la lentitud de barcos y papel. Muchos jamás volvieron.

Me toca agradecer a la bella Madrid que me haya recibido con su firmamento atizado de azul permanente y a las tantas personas mágicas que España me ha entregado en la fértil sonrisa de su tierra pero ¡Esta noche es de América! Su alma es eco en el bumerán que la busca escarbando entre la niebla que no la encuentra ¡Ojalá pudiera transmitir qué me inunda! pero sé que mis palabras no lo conseguirán, imposible que logre definir con mis letras la mano invisible que presiona a mi pecho, haciéndome duna perdida en la sensación indescriptible que me embarga.

… y esa niña que llora tan adentro encuentra a una mujer que no sabe cómo hacerlo, me ahoga el océano que encerrándome, hace nudos en el fondo de mi garganta, espacio vacío colmado de añoranzas traspasándome completa con la lanza de su abismo ¿Cómo podía saber que un día ya no estaría? ¿Qué ese árbol dónde leía dejaría de verme subsumida en la sombra de su frondosa silueta? Ahora entiendo que no sé absolutamente nada, que la vida es una constante metamorfosis alterando nuestros planes y que es muy poco lo que se cumple tal como lo habíamos imaginado.

… y en esta noche de América, mi ser se desviste intentando cubrirse con un pedazo de su suelo, saborear el aroma del maíz arropado con las hebras que lo vuelven lucero, el cálido mar donde navegué sin alcanzar al horizonte, el paso de Los Andes y sus montañas de hielo.

¡La noche me ha escuchado! El bumerán ha retornado tallando en mi ventana pegasos y Prometeos, esculpen con esmerada pureza guirnaldas cristalinas que penetran mis poros, sembrando en lo más profundo, el delicado beso de una flor.

Scarlet C

 

Imagen: Pixabay

Gracias…

destino 2

levitando 3

56506536_10210361068822453_3305548113950801920_n

57118249_667285597044548_4133768407352868864_n

56935125_10156144358313062_2319885434852737024_n.jpg

54411868_832386217105009_928117959941947392_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s